Buenos vivires urbanos y Derecho a la ciudad

69875001_1325852267567115_64969673933848

El derecho a la ciudad es un concepto que permite explicar tanto una demanda como un conflicto político. 

Como demanda, permite agrupar luchas y colectivos sociales: feministas, obreros, ecologistas de derechos humanos, juveniles, de disidencia y diversidad sexual, indígenas, afros, campesinos etc. que luchan en diferentes frentes en sus ciudades, barrios, pueblos o villas, buscando la distribución y el disfrute equitativos, universales, justos, democráticos y sostenibles de los recursos, riqueza, servicios, bienes, y oportunidades que allí se ofrecen; además; vigilan que los derechos conquistados históricamente por la humanidad se apliquen en sus territorios. También agrupa todas esas resistencias que agencian una sociedad diferente, ya que una sociedad injusta engendra una ciudad injusta, por eso el derecho a la ciudad es también el derecho a construirla, inventarla, transformarla como los ciudadanos la deseen.

Diseño sin título.png

Como conflicto político, enunciado por Lefebvre, Harvey y Borja, el concepto expresa una tensión frente a la producción de la ciudad, ya que en ella se objetivan relaciones de poder, disputas, dominación y resistencia. Para estos autores, la ciudad es resultado de los antagonismos de clase, en donde el capitalismo es el productor del espacio urbano. Estando de acuerdo con lo esencial de estas afirmaciones, nosotros pretendemos evidenciar que el capitalismo no es el único dispositivo de producción, sino que junto con este, el patriarcado y la colonialidad son dispositivos reticulares de producción de las ciudades que se objetivan en la cotidianidad de la vida citadina, y que son impugnados por colectivos sociales que buscan producir su propio modelo político-existencial apelando al derecho a la ciudad.

Finalmente, también acogemos la valiosa noción  andina de “Buen vivir”, concepto quechua que significa Sumak Kawsay,  y que ha sido emblemático en los últimos años de las lucha de movimientos indígenas del continente, pero que por su carga epistémica, política y ética ha inspirado a movimientos y colectivos urbanos. El “buen vivir” decolonial como opuesto al “vivir bien” del  discurso del desarrollo occidental, es analógico al derecho a la ciudad. (tomado de la tesis doctoral: Políticas anfibias: buen vivir y derecho a la ciudad).

Tramas Urbanas

Arte Urbano y ciudad

Memoria San José

(Especulación del Suelo Urbano)

Guapas y Confinamiento

(Trabajo Sexual y Mujeres Trans)

Educación Popular y Pedagogías Críticas

Bici y ciudad

Caminando el Derecho a la Ciudad

Somos un colaboratorio de investigación-acción que desde el año 2017 busca sumar intereses y pasiones existenciales, políticas e intelectuales para construir conocimiento sobre la acción colectiva, haciendo uso de múltiples perspectivas epistemológicas, teóricas y metodológicas de las ciencias sociales y humanas, así como de saberes que emergen desde los procesos sociales y la creatividad social.  

Síguenos en redes:

  • Instagram
  • Facebook